Queratocono

Es una patología progresiva que afecta a la cornea dándole forma de cono por un adelgazamiento central o paracentral, esta deformación es a expensas de su debilidad estructural impidiendo el cumplimiento normal de todas sus funciones.

¿Qué síntomas produce?

Esta alteración produce un astigmatismo irregular muy difícil de corregir con lentes aéreos generando distorsión en las imágenes y afectando la calidad visual del paciente.

Generalmente hay una disminución de la agudeza visual y un aumento repentino de la corrección utilizada por el paciente.

¿El queratocono se hereda?

Es una patología con componente familiar, se hereda aproximadamente en el 25% de los casos. Es por esto que es importante mencionar la existencia de un familiar con la patología en la consulta oftalmológica.

¿Se puede prevenir?

La mejor prevención es la detección precoz mediante la consulta oftalmológica, donde además de controlar la agudeza visual, el oftalmólogo cuenta con herramientas objetivas que le permiten ver el estado de la córnea, a través de estudios como el OCULYZER II (Tomografía Tridimensional de Elevación) o el OCT (Tomografía de Coherencia Óptica)

¿Todos los casos terminan en transplantes de cornea?

Existen diferentes grados de afectación y según la gravedad de la misma será el tratamiento indicado.

Casos leves con lentes aéreos o lentes de contacto pueden ser corregidas, otros casos más avanzados requerirán trasplante de cornea. Con los avances de los últimos tiempos existen opciones intermedias como los anillos intraestromales que regularizan la forma de la cornea y cross linking que detiene la progresión de la enfermedad aumentando la resistencia de la pared corneal. Existen opciones combinadas y todo dependerá del grado de patología que tenga el paciente.

¿Cómo se trata  el Queratocono?


Crosslinking Avedro


Anillos Intracorneales


Oculyzer II

Lentes de Contacto Gas Permeables

Las Lentes de Contacto Gas Permeables, son el tratamiento primario del queratocono. Para contrarrestar la distorsión de la córnea, la mayoría de los pacientes con queratocono requieren Lentes Gas Permeables (rígidas) especiales para proporcionar una superficie lisa que pueda enfocar la luz, en lugar de la superficie distorsionada de su propia córnea.

El uso de los mismos no detiene el progreso del queratocono.

Anillos Intracorneales (ICR)

Son pequeños segmentos de acrílico semicirculares de diferente grosor que se insertan en el interior de la córnea. La Inserción de estos anillos alisa el área central de la córnea y corrige parcialmente el error refractivo. Una gran ventaja de los anillos es que no se extirpa tejido y no se realizan incisiones en el eje visual.

La cirugía es reversible, es decir que los anillos pueden removerse por completo o intercambiarse por un tamaño distinto. El túnel dentro de la córnea se realiza con un láser de femtosegundo, que se programa de acuerdo a cada paciente, es decir, es un tratamiento personalizado. El procedimiento láser por ojo tiene una duración de 7 a 10 segundos, dependiendo de los parámetros utilizados. Luego del láser se colocan los anillos dentro del túnel.

El paciente no siente los implantes y estos no son más visibles de los que un lente de contacto. La colocación de anillos remodela y refuerza la córnea, eliminando alguna de las irregularidades causadas por el queratocono. Aún después de un procedimiento exitoso de anillos para corregir el KC, se pueden necesitar los lentes de contacto o los anteojos; aunque se ha demostrado que los anillos han mejorado considerablemente la visión.

Crosslinking

El entrecruzamiento en córnea o Crosslinking (CXL) es un procedimiento no invasivo que fortalece la estructura debilitada de la córnea en queratocono. El CXL utiliza una combinación de riboflavina (vitamina B2) y una cantidad controlada de luz ultravioleta para aumentar los "soportes" o lazos naturales de la córnea y prevenir la protuberancia de la misma para que no se vuelva empinada e irregular. Produciendo la estabilización biomecánica de la córnea.

El objetivo del CXL es reforzar las fibras de colágeno de la córnea para detener la progresión del queratocono. El CXL fortalece la córnea al permitirle a las fibras de colágeno formar nuevos lazos entre ellas y previniendo el adelgazamiento y el aumento de astigmatismo. Esto previene que la córnea continúe debilitándose y una mayor pérdida de la visión.

El tratamiento de CXL lleva aproximadamente media hora y se lleva a cabo en quirófano. Gotas de riboflavina (vitamina B2) creadas exclusivamente, se aplican a la córnea anestesiada, y después esta se expone a los rayos ultravioletas A (UVA). Este procedimiento aumenta el número de "vigas transversales" de la córnea y fortalece el tejido, deteniendo de esta manera la progresión del queratocono. El CXL también puede utilizarse en combinación con los anillos para lograr alisar aún más el cono del queratocono.

Cirugía de Transplante de Córnea

En este procedimiento, el tejido enfermo es reemplazado por una córnea donante. Cuando se cambia todo el espesor de la córnea, el procedimiento se llama queratoplastía penetrante. Si se cambia sólo la porción más afectada de la córnea, es decir, sólo el epitelio y el estroma corneal, el procedimiento se denomina queratoplastía lamelar. Luego de un trasplante de córnea exitoso, la mayoría de los pacientes aún necesitan anteojos, lentes de contacto blandas o gas permeables para lograr una visión adecuada, pero la cantidad y la calidad de la visión mejoran notablemente.